Causa del Venerable va en ayuda de migrantes de Colchane

En medio de la desolación y la crisis migratoria que se vive en el norte de Chile y principalmente en Colchane, la causa por la beatificación de Fray Andresito apareció como un milagro más del venerable en el Obispado de Iquique. Una ayuda económica fue entregada la noche de este miércoles 10 de febrero para apalear el duro momento migratorio.

Chile y América Latina enfrentan en la actualidad una verdadera crisis humanitaria derivada de la migración forzada de miles de personas. En medio de ese panorama, la Causa por la beatificación de Fray Andresito, a través de la Orden Franciscana, realizó un gran gesto humanitario y de fe para aquellos migrantes que hoy sufren el abandono y la desolación.

La abrupta llegada de migrantes al norte no cesa. La necesidad de una mejor calidad de vida para quien llega desde el extranjero, se hace una constante en nuestro país. Pero es sin duda en las áridas tierras de Chile donde las cosas cada vez se ponen peor. Con ese escenario, nació esta ayuda solidaria y llena de amor hacia los más necesitados.

El Hermano Juan Rovegno, Vicepostulador de la Causa, añade que mirar el rostro de Cristo en el migrante se hace fundamental en este tipo de situaciones. “El venerable Fray Andresito vivió también esas circunstancias de inestabilidad, de dolor, de pasar frío y de ser maltratado cuando viajó a Uruguay y luego a Chile. Esta ayuda va directamente al Obispado de Iquique y su campaña de ayudar a los inmigrantes que en este momento lo necesitan. Esto es canalizado a través de la Orden Franciscana, con los dineros que aportan los fieles devotos de Fray Andresito, por lo tanto, a nombre de ellos es una gran responsabilidad utilizar bien estos dineros para promover la causa del venerable, como también para socorrer alguna necesidad a nombre del siervo de Dios a quienes están necesitados”, detalla.

Para el Hermano Nicolás Alfaro, Ecónomo de la Causa de Fray Andresito, esta ayuda es vital para mostrar el apoyo de la Orden Franciscana hacia los migrantes. «Este gesto solidario es de una comunión eclesial muy importante, ya que el Obispado de Iquique inicio la campaña “Porque Jesús, María y José, también fueron migrantes”, como respuesta a la gran crisis migratoria que afecta a su región. Ciertamente esta realidad tan dura y difícil implica también dar una respuesta solidaria desde Jesús, sabiendo que todos somos hermanos”.

Agrega que «este aporte, es un granito de arena, pero que, junto con otros, se suman a las actividades solidarias y de acogida. Fray Andresito compartió con muchos pobres y dio de comer a muchos otros. Además, fue puente entre los que más tenían con aquellos menos favorecidos y este gesto quiere ser un signo de la presencia del venerable con los que más sufren”.

Monseñor Guillermo Vera, Obispo de Iquique, expresó su agradecimiento con un mensaje al Hermano Juan Rovegno. “Padre, que generosa ayuda, servirá mucho para mantener la esperanza en estos nuevos pobres que son los migrantes. Un abrazo”, escribió.

El panorama se pone cada vez más oscuro, sobre todo en la localidad de Colchane con la llegada repentina de cientos de migrantes. La crisis se agrava aún más con la muerte de dos migrantes -un venezolano y una colombiana- en la madrugada del pasado miércoles.

Esta cooperación llega en momentos en que el alcalde de Colchane, Javier García, señaló que la comuna, entre otras deficiencias, no tiene electrificación las 24 horas del día. «No contamos con supermercados ni con red de alcantarillado. Contamos con un consultorio que diariamente atiende a 30 personas y solamente ayer atendió a 260 pacientes, lo cual pone en evidencia la sobrepoblación y la sobrecarga laboral de los funcionarios aquí».

De acuerdo al Instituto Nacional de Estadísticas de Chile y el Departamento de Extranjería y Migración (DEM), en el 2019 los principales colectivos de extranjeros residentes en Chile provenían de Venezuela (30,5%), Perú (15,8%), Haití (12,5%), Colombia (10,8%) y Bolivia (8,0%).