«Fray Andresito nos ayuda para que nuestra opción creyente y por Jesús sea la de dar un testimonio de bien»

Este domingo 14 de agosto, al mediodía, decenas de fieles llegaron hasta el Templo de la Recoleta Franciscana para pedir al Buen Señor por la pronta beatificación de Fray Andresito. La eucaristía fue presidida por el Hermano Luis Mauricio Aravena, ofm, y que, en esta oportunidad, contó con la solemnidad y la belleza del canto gregoriano de la “Agrupación Coral Amici”, dirigida por el Hermano Máximo Cavieres, ofm.

En la eucaristía, el Hermano Luis Mauricia Aravena, ofm, invitó a los fieles a la radicalidad del mensaje evangélico. Así, a la luz del Evangelio de este domingo, señaló que todos anhelamos desear la paz, una situación tranquila, serena. “Sin embargo, Jesús no ha venido a traer la paz, sino más bien, a darnos a conocer nuestra situación real, que es una situación conflictuada, en la cual cada uno de nosotros, debe hacerle frente al mal y el pecado”, clamó.

En esa línea, el Hermano Luis también habló sobreel fuego que Cristo nos trae y desea que arda en nuestra tierra, pues, “en las mismas palabras de Jesús, se desprende precisamente que debemos hacer una opción de fe, una opción creyente, una opción de seguimiento real de nuestro buen Jesús. Y es en esa opción, más de alguno sin duda, optaremos por la persona de Jesús”.

Respecto de lo anterior, agregó que cuyo testimonio, se consolida en el bautismo de la cruz de Jesús. “Traer fuego a la tierra es anunciar el Evangelio de Jesús. Es hacer camino hacia la pasión y muerte de Jesús, precisamente para darnos a todos redención y salvación. Cuando optamos por Jesús cada uno de nosotros desde el bien, desde el amor de Dios, combatimos y hacemos frente al pecado”, recordó.

Asimismo, el Hermano Luis Mauricia Aravena, ofm, recordó que el llamado principal de Fray Andresito fue el de escuchar y hacer vida el Evangelio. “Él también tuvo que enfrentar obstáculos en su vida. Muchos se burlaban de él. Fray Andresito nos ayuda para que nuestra opción creyente y por Jesús, sea la de dar un testimonio de bien para quienes nos rodean y en el mundo en el cual nos rodeamos. Fray Andresito acompaña nuestro caminar, porque cuando con mucha devoción nos adentramos en el misterio de Dios, es de ese modo que él nos otorga gracia tras gracia, las cuales vienen de Dios”, exhortó.

Como es tradición de cada 14 de mes, al final de la misa, los asistentes rezaron la oración que clama al cielo por la pronta beatificación del Fray Andresito. Además, cabe precisar que la eucaristía estuvo acompañada en todo momento por el canto gregoriano de la “Agrupación Coral Amici”, dirigida por el Hermano Máximo Cavieres, ofm.