Nueva Actitud de Fray Andresito en tiempo de Pandemia

¡Alabado sea Dios!

Seguimos en Santiago y otras regiones de Chile  en cuarentena. Europa y otros países buscan volver a una relativa normalidad con prudencia y las precauciones de distancia social, uso de mascarilla, lavado de manos con jabón o alcohol gel. Pero, han surgido nuevos brotes, que nos ponen en alerta. Los científicos y laboratorios buscan una vacuna para enfrentar el virus. Esta cuarentena ha traído cesantía, falta de sustento en las familias necesitadas y clase media. Crisis profunda en el pequeño y mediano comercio y   múltiples problemas más.

Fray Andresito enfrentó la crisis de la enfermedad y de la pobreza con una sexta actitud de empatía y cercanía con el enfermo y el pobre.

En una oportunidad Andrés  visita a su amigo  Francisco Ignacio Ossa en su chacra, quien se encontraba muy delicado y no pudiendo estar permanentemente acompañándolo, dejo sus sandalias debajo de la cama.              Hoy,  también podemos hacernos presente, con quien nos necesite de diversas maneras.

Los pobres acudían a la portería del convento, donde Fray Andrés repartía alimentos, que era una tradición de los franciscanos recoletos. Pero, se percataba que había muchos enfermos y necesitados en sus casas o en la cárcel a los cuales visitaba, dejándoles sus alimentos. También nosotros podemos compartir de diversas formas, para que lleguen alimentos a familias que lo necesitan y entidades que han organizado ollas comunes en juntas de vecinos, parroquias, capillas y otras entidades.

 

Recitemos esta copla compuesta por el Venerable, para pedir protección:

                              Oh Virgen María,

                             Hermosa princesa!

             Vuestro  auxilio espero;

              Me deis fortaleza.

                                                               Dios te Salve María………Santa María……Amén